El currículum es una carta de presentación sin cara ni voz, la primera fase antes de que la empresa pueda llegar a conocer otras aptitudes como la capacidad de liderazgo o el conocimiento de un programa específico. Por ello, es necesario dedicarle tanto tiempo y atención como a la preparación de la entrevista de trabajo.

¿Cómo hacer el currículum?

Según numerosos estudios, tres de cada cinco currículums se rechazan por una mala redacción. El porcentaje de solicitudes descartadas es elevado, por lo que para aumentar las posibilidades hay algunos pasos a seguir que para las empresas de recursos humanos son fundamentales. El primero de ellos es la brevedad: es mejor una única hoja con la información más relevante y ampliarla más tarde a petición de la empresa.

También, el contenido debe estar actualizado y puede variar en función de la oferta, resaltando aquellos temas que estén relacionados con el puesto de trabajo. La estructura del texto debe ser lógica y concisa, y son preferibles las frases cortas a las subordinadas. Por supuesto, no debe haber faltas de ortografía ni tachaduras.

En el apartado de datos personales, además de la información de contacto, es recomendable incorporar una fotografía personal actual y con sonrisa incluida.

Por otra parte, en la sección de experiencia profesional es importante no olvidar las funciones realizadas en cada empresa.

Una buena entrevista

Antes de acudir a una entrevista de trabajo, se debe realizar un ejercicio de autoevaluación para preparar las cualidades y los argumentos para defenderlas. Asimismo, hacer una investigación previa sobre la empresa, entrar en su página web y conocer qué proyectos realiza o quiénes son sus clientes. Es recomendable llevar una copia del currículum actualizada, cuidar la escritura en caso de rellenar alguna solicitud y acudir con antelación para evitar cualquier imprevisto.

Cada vez son más las demandas que exigen conocimientos de informática
En el momento de la presentación, los entrevistadores buscan personas de confianza, por lo que es significativo responder de forma directa y en caso de hablar de experiencias negativas, contar qué puede aprenderse de ellas.

Dónde encontrar empleo

Además de saber redactar un currículum efectivo y estar preparado para superar una entrevista de trabajo con éxito, en ocasiones las personas que buscan empleo no saben por dónde empezar a buscar. El método más efectivo son los contactos personales, ya que más del 60% de los puestos de empleo se consiguen gracias a conocidos. Otros lugares a los que acudir son, además del Inem, el ayuntamiento, empresas particulares, asociaciones e incluso ONG.

También hay numerosas ofertas publicadas en prensa o a través de portales de empleo online. Y en caso de no encontrar un empleo de larga duración, las empresas de trabajo temporal puede ser una buena opción para empezar en la búsqueda activa de empleo, llevando personalmente el currículum o revisando las ofertas en sus páginas web.

Las nuevas tecnologías

Cada vez son más las demandas que exigen conocimientos de informática o a las que sólo se puede acceder a través de internet. Las empresas más pequeñas tienden a gestionar los perfiles en papel, pero las más grandes acostumbran a hacerlo por correo electrónico.

Deja un comentario