La Universidad de Barcelona es la universidad pública española con una mayor capacidad investigadora en términos absolutos (es decir, sin tener en cuenta su número de investigadores), seguida de la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Granada (UGR).

Por el contrario, si se tiene en cuenta el número de profesores por universidad y la actividad científica, la institución académica que ocupa la primera posición a bastante distancia del resto es la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Así se desprende de un reciente artículo publicado en la prestigiosa revista ‘Scientometrics’ por los profesores del departamento de Comercialización e Investigación de Mercados de la UGR Teodoro Luque Martínez y Salvador del Barrio García, quienes han elaborado un ranking de universidades españolas según su actividad científica.

Utilizando los datos proporcionados por el Observatorio IUNE (http://www.iune.es), los investigadores de la UGR proponen una nueva metodología que permite construir un indicador sintético de la actividad investigadora de las universidades, tanto en términos absolutos como en términos relativos según el número de profesores a tiempo completo.

A pesar de la existencia de múltiples rankings de universidades, la novedad de este trabajo, así destacada por los revisores anónimos, ha sido el desarrollo de un indicador sintético de la actividad investigadora de las universidades a partir de una serie de indicadores que no requiere de criterios subjetivos en cuanto a los pesos de cada una de las dimensiones que hay que tener en cuenta, informa la UGR.

La aplicación de técnicas estadísticas como el análisis factorial exploratorio (AFE) o el análisis de ecuaciones estructurales mediante Partial Least Square (PLS-SEM) han permitido identificar dos dimensiones principales de la capacidad investigadora en las universidades: la actividad científica, medida en términos de artículos publicados en revistas de impacto, citas, número de proyectos de investigación competitivos nacionales y europeos, número de tesis doctorales o números de sexenios, y la capacidad innovadora, medida según número de patentes nacionales e internacionales o número de spin-off creadas, entre otras.

Los resultados demuestran que la fortaleza de una universidad en cuanto a su capacidad científica, tanto en términos absolutos como relativos, viene determinada en mayor medida por su actividad científica que por su capacidad de innovación.

Asimismo, los resultados ponen de manifiesto que de las 47 universidades públicas analizadas solo 15 se sitúan por encima de la media en capacidad investigadora en términos absolutos, y 18 en términos relativos.

A la luz de los resultados del ranking, solo nueve universidades están por encima de la medida tanto en términos absolutos como relativos: Universidad Pompeu Fabra, Universidad Autónoma de Barcelona, Universidad de Barcelona, Autónoma de Madrid, Universidad de Granada, Universidad de Valencia, Universidad Politécnica de Cataluña, Universidad de Santiago de Compostela y Universidad de Zaragoza.

Deja un comentario